sábado, 19 de agosto de 2017

Islam: Hemos de proceder de tal manera que no nos sonrojemos ante nosotros mismos

*Por Ángel Rico
.
Le contaré a usted, respetado lector, que opino que cada cual puede creer y opinar lo que considere oportuno (¡faltaría más!). Pero también debo contarle que, un servidor, no cree en “el agua deshidratada” porque si hablamos de “agua – agua”, esta nunca podrá estar deshidratada; y si el producto, del que hablásemos,  estuviese deshidratado es porque no es agua. Hecha la anterior perogrullada, tengo que afirmar que: --no creo en el islamismo moderado, ni en los “comunicados de, cualquier, comisión o junta islámica” expresando su más enérgica condena y repulsa por este o aquel atentado--. Y, no los creo porque, sencillamente son mentira.
.
Siendo cierto que no todos los musulmanes han perpetrado actos de terrorismo islamista; también lo es que todos los que los han perpetrado son musulmanes o islamistas. ¿Con lo anterior quiero decir que todos los ciudadanos de países árabes son asesinos potenciales? Respuesta: --Todos no, solo aquellos que se declaren islamistas. Y son potenciales terroristas, porque al ser islamistas, el Corán (sin posibilidad alguna de interpretación) ordena lo que ordena.
.
Y ¿Qué ordena el Corán?
.
Primero.- La esencia del Islamismo, que no es una moda, ni una tendencia cultural que con el tiempo serán sustituidas por otras modas o tendencias, sino –un movimiento político religioso que aspira a hacer del Islam la única ideología político religiosa, en aquellos territorios donde está instaurada, y en aquellos otros donde aspira a instaurarse--. El Islamismo, no es una cuestión que se pueda discutir para un musulmán, el Islamismo se acata tal y como se indica en El noble Corán, porque para los musulmanes contiene la palabra de Dios, revelada a Mahoma en 114 capítulos o "suras", con 6.222 versículos o "aleyas" que deben seguirse, sin discusión ¡en el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!
.
Si aceptamos que el Corán es la principal fuente de Derecho en el mundo islámico; y la Sharia, es el soporte  jurídico divino que proporciona mandamientos obligatorios para los islamistas creyentes, así como un esquema de pensamiento y educación según los principios derivados del Corán; por tanto: --la Sharia es la palabra de Alá, que es eterna, universal, perfecta, de obligada aceptación y cumplimiento para los buenos musulmanes--. El Corán es un texto fijo e inmutable.
.
Una vez que hemos llegado a esa conclusión, podremos admitir como ejemplo, la posibilidad de conseguir una mezcla homogénea entre el aceite y el agua, pero ante tal hipótesis nos encontraremos con que: --los líquidos que tienen diferentes densidades y solubilidad a la hora de mezclaros los más densos se van al fondo y los menos densos flotan sobre los inferiores--,  con otra razón científica que está en la polaridad. La polaridad es una propiedad que tienen los cuerpos cuando los átomos que forman sus moléculas tienen cargas opuestas (eléctricas o magnéticas) por lo que el intento de mezcla, de agua y aceite, se hace imposible. Podremos hablar sobre que la evolución en la historia de otras modificaciones físicas han sido posibles; pero mientras hablamos de esta hipótesis e, incluso, algunos cretinos, podrían considerarlo posible,  el resto de ciudadanos nos veríamos inmersos en la melancolía esperando que pudiera ser posible, lo que científicamente no lo es. Algo similar ocurre con la posibilidad de que “el Islam sea reformable”.
.
Segundo.- Se puede ser o no islamista; pero un islamista, que admita serlo, tiene imperativamente los siguientes mandatos religiosos:
.
--Matar infieles (judíos y cristianos) absuelve de 700 pecados ante Alá— En una ocasión, se le pregunto al Apóstol de Alá: --¿Cuál es la mejor obra? – Él respondió: --Creer en Alá y su Apóstol Mahoma”.  Después le preguntaron: --¿Cuál es la siguiente obra mejor en bondad?—Él respondió: --“Participar en la Yihad  (guerra santa), la lucha religiosa en la causa de Alá”--. En el concepto musulmán de “guerra santa” se enseña que: --los mártires que mueren se aseguran el cielo--.
 .
Occidente debe conocer que, para los musulmanes: --La Yihad es una orden que emana de Alá, y que la transmitió Mahoma a sus seguidores. Es un imperativo universal y para todos los tiempos, según el Islam. La Yihad, tiene que durar hasta que la humanidad se someta al Islam.
.
C.9:29: -- ¡Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura (judíos y cristianos), no creen en Alá,  ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!--
.
C. 2:191:-- "Matadlos donde quiera que los encontréis y expulsadlos de donde os hayan expulsado. La oposición (a vuestra creencia) es más grave que matar”. Oponerse al Islam es causa suficiente para que los musulmanes desencadenen una masacre. Los musulmanes tienen la obligación de recuperar el territorio perdido de donde fueron expulsados, por ejemplo España
.
C. 2:193:-- "Luchad contra ellos hasta que no haya más oposición y la Adoración debida sea sólo para Alá. Pero si cesan, que no haya entonces hostilidad excepto contra los injustos”--. Es decir, los musulmanes tienen la obligación de conquistar las tierras de los infieles, es decir, todas las demás.
.
C.3:28: -- ¡Que no tomen los creyentes como amigos a los infieles en lugar de tomar a los creyentes –quien obre así no tendrá ninguna participación de Alá—  C.5:51:-- ¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos! Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Alá no guía al pueblo impío--. C.4.101:-- Los infieles son para vosotros un enemigo declarado--.

C.5:51:-- “¡Vosotros que creéis! No toméis por aliados a los judíos ni a los cristianos; unos son aliados de otros. Es cierto que Alá no guía a los injustos”.
.
Los musulmanes no deben tomar amigos entre los cristianos ni judíos. Deben combatir contra quienes rechacen el Islam hasta que se rindan, paguen el tributo y se humillen.
.
C. 8:17:-- “Y no los matasteis vosotros, Alá los mató. Ni tirabas tú cuando tirabas sino que era Alá quien tiraba”. Esta es una absolución por adelantado para quien mata “en nombre de Alá”. El musulmán nunca tiene sentimientos de culpa tras las matanzas de infieles.
.
C. 9:5:-- “Y cuando hayan pasado los meses inviolables, matad a los asociadores donde quiera que los halléis. Capturadlos, sitiadlos y tendedles toda clase de emboscadas; pero si se retractan, establecen el salat y entregan el zakat, dejad que sigan su camino. Verdaderamente Alá es Perdonador y Compasivo”.
.
C.9:14:-- ¡Combatid contra ellos! Alá les castigará a manos nuestras y les llenará de vergüenza, mientras que a vosotros os auxiliará contra ellos, curando así los pechos de gente creyente--.
.
C.9:123: --¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Alá está con los que Le temen!
.
C. 47:4:-- “Y cuando tengáis un encuentro con los que se niegan a creer, golpeadlos en la nuca; y una vez los hayáis dejado fuera de combate, apretad las ligaduras y luego, liberadlos con benevolencia o pedid un rescate. Así hasta que la guerra deponga sus cargas. Así es, y si Alá quisiera se defendería de ellos, pero lo hace para poneros a prueba unos con otros. Y los que combaten en el camino de Alá, Él no dejará que sus obras se pierdan.”.
.
Otra cuestión a tener presente es “la desigualdad en el Islam”, que chocan frontalmente con el concepto de la Carta de los Derechos del Hombre. El musulmán es superior al no musulmán. [Corán 3:110] “Sois la mejor comunidad que ha surgido en bien de los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Alá”
.
El hombre es superior a la mujer. [Corán 4:34] “Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas. Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Alá manda guardar. Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Alá es siempre Excelso, Grande.”. Y sin embargo, las feministas callan, incluso hablan de “feminismo islámico”.
.
Los amos (los musulmanes) son superiores a los esclavos o siervos (cristianos y judíos). El Islam aún no ha derogado la esclavitud. Esta aún se practica en Arabia Saudita y Sudán, donde la trata de negros es tema de actualidad.
.
Tercero.- A pesar de ser un texto de algo más de 1.400 años de antigüedad, resulta absolutamente vigente. Los temas que desarrolla no han perdido actualidad ni importancia, y su lenguaje es perfectamente comprensible.
.
El totalitarismo islámico se ha auto otorgado la potestad de decidir qué países tienen el derecho de existir y cuáles no. Los islamistas exigen imperiosamente la reislamización de la Península Ibérica, territorio al que consideran profanado por los “cruzados españoles y portugueses”, así como pretenden reislamizar Israel, territorio al que también consideran profanado, pero por los “sionistas judíos”.
.
Es decir, cuando en un territorio musulmán, generación, tras generación, tras generación, las personas que allí residen (y les trato de personas, no de ciudadanos, porque dichas personas no disponen de los derechos de ciudadanía posteriores a la Revolución Francesa) reciben los principios del Islam, nunca llegan a conocer lo que significa “libre albedrío”, ocurriéndoles lo que a las aves que nacen en una jaula –que llegan a creer que volar es una enfermedad--, resulta absurdo hipotetizar sobre la posibilidad de que ese islamismo, gravado a sangre y fuego en la genética musulmana, pudiera llegar a autoreformarse.
.
Manosear esa posibilidad, puede tener efectos secundarios en una sociedad acomodaticia y acostumbrada a –que sean otros quienes analicen, sobre esta o aquella cuestión política y nos digan (a la sociedad) lo que está debe pensar al respecto—sobre el Islamismo en particular.
.
Cuarto.- ¿Cómo pueden hacer uso de ese derecho personas, mujeres en su mayoría, que no han tenido la oportunidad de educarse? Para poder leer a pensadores como: --Erasmo, Tomás Moro,  Aristóteles,  Sócrates,  Nietzsche, Platón,  Marx, Descartes,  Confucio,  Kant,  Rousseau,  Voltaire, Schopenhauer,  Sartre, Montesquieu, Tolstoi,  Kafka, Dostoyevski,  Séneca,  Foucault, Rusell,  Camus, Bakunin,  Tagore,  Chesterton,  Arendt, Troskky, Cicerón, Maimónides, Averroes, Tomás de Aquino,  etc.--, lo primero que hace falta es saber leer y luego tener la oportunidad de poder hacerlo, para tras la lectura y el análisis de lo leído poder llegar a una conclusión o la contraria, de forma libre, personal e intransferible. Y después, haciendo uso del libre albedrío,  que cada cual opte por hacerse prosélito de esta o aquella religión, o de ninguna. ¿Ustedes se imaginan al autoproclamado califa del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), Abú Bakr al Baghdadi leyendo, como Averroes, a Aristóteles y elaborar una crítica al respecto?
.
Por tanto llegados a este punto es, salvo mejor opinión, un error dar a entender que algún día, respecto al Islamismo, las cosas podrán ser de otra forma.  Por todo lo anterior y como dijo, Isaac Asimov: --Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho--.
.


…He dicho!
.
*Es Presidente del Instituto Hispano Luso
.
** Los versículos del Corán que inspiran a los terroristas del Estado Islámico
Para los salafistas y los yihadistas "La Guía de la Yihad", son aquellas enseñanzas del libro de Mahoma en que se basan para torturar y ejecutar a los "infieles" (judíos y cristianos).
-
Así la llaman muchos musulmanes que ven en ella su salvación. Su forma de alcanzar a Alá, a cualquier precio. Son los versículos del Corán que millones de islamistas recitan de memoria, como una interminable letanía en árabe. Y con los que justifican sus atrocidades.
.
El Corán (Alcorán, Qurán o Korán, dependiendo de la traducción) se divide en 114 suras, cada una de las cuales está a su vez diversificada en diversos versículos explicativos (aleyas). Las suras –las lecciones o capítulos en que se divide "El Sagrado Corán"– son el manual para cumplir con las reglas del islam. Una enumeración demuestra la violencia que una gran parte de ellos transmite a sus fieles.
.
Es tal la rigidez del Corán que en las liturgias no está permitida la transmisión traducida de sus capítulos. Sólo pueden leerse en árabe, el idioma original de Mahoma. Un análisis pormenorizado de sus suras demuestra el contenido violento que inspira a los terroristas islámicos, los fanáticos que se "martirizan" por la yihad
.
Los capítulos que hacen referencia a la violencia:
.
Sura 2, versículo 191
"Matadles donde deis con ellos y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: esa es la retribución de los infieles".
Sura 2, versículo 193
"Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Alá. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos".
Sura 2, versículo 216
"Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis".
Sura 2, versículo 218
"Quienes creyeron y quienes dejaron sus hogares, combatiendo esforzadamente por Alá, pueden esperar la misericordia de Alá. Alá es indulgente, misericordioso".
Sura 2, versículo 244
"¡Combatid por Alá y sabed que Alá todo lo oye, todo lo sabe!"
Sura 3, versículo 157
"Y si sois muertos por Alá o morís de muerte natural, el perdón y misericordia de Alá son mejores que lo que ellos amasan".
Sura 3, versículo 158
"Si morís de muerte natural o sois muertos en el camino de Alá, seréis, sí, congregados/llevados hacia Alá".
Sura 3, versículo 169
"Y no penséis que quienes han caído por Alá hayan muerto. ¡Al contrario! Están vivos y sustentados junto a su Señor".
Sura 3, versículo 195
"Su Señor escuchó su plegaria: 'No dejaré que se pierda obra de ninguno de vosotros, lo mismo si es varón que si es hembra, que habéis salido los unos de los otros. He de borrar las malas obras de quienes emigraron y fueron expulsados de sus hogares, de quienes padecieron por causa Mía, de quienes combatieron y fueron muertos, y he de introducirles en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos: recompensa de Alá'. Alá tiene junto a sí la bella recompensa".
.
Sura 4, versículo 56 y 57
"A quienes no crean en Nuestro signos arrojaremos al fuego. Siempre que se les consuma la piel, se la repondremos, par que gusten el castigo. Alá es poderoso, sabio".
"A quienes crean y obren bien, les introduciremos en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Allí tendrán esposas purificadas y haremos que les dé una sombra espesa".
Los terroristas del Estado Islámico siguen al pie de la letra la sura: queman vivos a los iraquíes.
Sura 4, versículo 71
"¡Creyentes! ¡Tened cuidado! Acometed en destacamentos o formando un solo cuerpo".
Sura 4, versículo 74
"¡Quienes cambian la vida de acá por la otra combatan por Alá! A quien, combatiendo por Alá, sea muerto o salga victorioso, le daremos una magnífica recompensa".
Sura 4, versículo 84
"¡Combate, pues, por Alá! Sólo de ti eres responsable. ¡Anima a los creyentes! Puede que Alá contenga el ímpetu de los infieles. Alá dispone de más violencia y es más terrible en castigar".
Sura 4, versículo 89
"Querrían que, como ellos, no creyerais, para ser iguales que ellos. No hagáis, pues, amigos entre ellos hasta que hayan emigrado por Alá. Si cambian a propósito, apoderaos de ellos y matadles donde les encontréis. No aceptéis su amistad ni auxilio".
Sura 4, versículo 91
"Hallaréis a otros que desean vivir en paz con vosotros y con su propia gente. Siempre que se les invita a la apostasía, caen en ella. Si no se mantienen aparte, si no os ofrecen someterse, si no deponen las armas, apoderaos de ellos y matadles donde deis con ellos. Os hemos dado pleno poder sobre ellos".
Sura 4, versículo 101
"Cuando estéis de viaje, no hay inconveniente en que abreviés la azalá, si teméis un ataque de los infieles. Los infieles son para vosotros un enemigo declarado".
Sura 4, versículo 144
"¡Creyentes! No toméis a los infieles como amigos, en lugar de tomar a los creyentes. ¿Queréis dar a Alá un argumento manifiesto en contra vuestra?".
.
Sura 5, versículo 33
"Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra".
Sura 5, versículo 35
"¡Creyentes! ¡Temed a Alá y buscad el medio de acercaron a Él! ¡Combatid por Su causa! Quizás, así, prosperéis".
.
Sura 8, versículo 12
"Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: 'Yo estoy con vosotros. ¡Confirmad, pues a los que creen! Infundiré terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles el cuello, pegadles en todos los dedos!'".
Sura 8, versículo 17
"No erais vosotros quienes les mataban, era Alá quien les mataba. Cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Ala quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de Él. Alá todo lo oye, todo lo sabe".
Sura 8, versículo 39
"Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda todo el culto a Alá. Si cesan, Alá ve bien lo que hacen".
Sura 8, versículo 60
"¡Preparad contra ellos toda la fuerza, toda la caballería que podáis para amedrentar al enemigo de Alá y vuestro y a otros fuera de ellos, que no conocéis pero que Alá conoce! Cualquier cosa que gastéis por la causa de Alá os será devuelta, sin que seáis tratados injustamente".
Sura 8, versículo 65
"¡Profeta! ¡Anima a los creyentes al combate! Si hay entre vosotros veinte hombres tenaces, vencerán a doscientos. Y si cien, vencerán a mil infieles, pues éstos son gente que no comprende".
Sura 8, versículo 74
"Los creyentes que emigraron y lucharon por Alá, y quienes les dieron refugio y auxilio, ésos son los creyentes de verdad. Tendrán perdón y generoso sustento".
Sura 8, versículo 75
"Quienes, después, creyeron, emigraron y combatieron con vosotros, ésos son de los vuestros. Con todo, y según la Escritura de Alá, los unidos por lazos de consanguinidad están más cerca unos de otros. Alá es omnisciente".
.
Sura 9, versículo 5
"Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces ¡dejadles en paz! Dios es indulgente, misericordioso".
Sura 9, versículo 14
"¡Combatid contra ellos! Dios le castigará a manos vuestras y les llenará de vergüenza, mientras que a vosotros os auxiliará contra ellos, curando así los pechos de gente creyente".
Los terroristas del Estado Islámico amenazan con nuevos baños de sangre en Europa y Estados Unidos.
Sura 9, versículo 20
"Quienes crean, emigren y luchen por Dios con su hacienda y sus personas tendrán una categoría más elevada junto a Dios. Ésos serán los que triunfen".
Sura 9, versículo 24
"Di: 'Si preferís vuestros padres, vuestros hijos varones, vuestros hermanos, vuestras esposas, vuestra tribu, la hacienda que habéis adquirido, un negocio por cuyo resultado teméis y casas que os placen, a Alá y a Su Enviado y a la lucha por Su causa, esperad a que venga Alá con Su orden...'. Alá no dirige al pueblo perverso".
Sura 9, versículo 29
"¡Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Alá ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!".
Sura 9, versículo 36
"El número de meses, para Alá, es de doce. Fueron inscritos en la Escritura de Alá el día que creó los cielos y la tierra. De ellos, cuatro son sagrados: ésa es la religión verdadera. ¡No seáis injustos con vosotros mismos no respetándolos! ¡Y combatid todos contra los asociadores como ellos también combaten todos contra vosotros! Y sabed que Alá está con los que Le temen".
Sura 9, versículo 38
"¡Creyentes! ¿Qué os pasa? ¿Por qué, cuando se os dice: '¡Id a la guerra por la causa de Dios!', permanecéis clavados en tierra? ¿Preferís la vida de acá a la otra? Y ¿qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco...?".
Sura 9, versículo 39
"Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. Alá es omnipotente".
Sura 9, versículo 41
"¡Id a la guerra, tanto si os es fácil como si os es difícil! ¡Luchad por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais...".
Sura 9, versículo 73
"¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sé duro con ellos! Su refugio será la gehena. ¡Qué mal fin...!".
"Combatir al infiel", una orden repetida en las suras del Corán.
Sura 9, versículo 111
"Alá ha comprado a los creyentes sus personas y su hacienda, ofreciéndoles, a cambio, el Jardín. Combaten por Alá: matan o les matan. Es una promesa que Le obliga, verdad, contenida en la Tora, en el Evangelio y en el Corán. Y ¿quién respeta mejor su alianza que Alá? ¡Regocijaos por el trato que habéis cerrado con Él! ¡Ése es el éxito grandioso!".
Sura 9, versículo 123
"¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Dios está con los que Le temen!".
.
Sura 22, versículo 58
"A quienes, habiendo emigrado por Alá, sean muertos o mueran, Alá les proveerá de bello sustento. Alá es el Mejor de los proveedores".
.
Sura 22, versículo 78
"¡Luchad por Alá como Él se merece! Él os eligió y no os ha impuesto ninguna carga en la religión! ¡La religión de vuestro padre Abraham! Él os llamó 'musulmanes' anteriormente y aquí, para que el Enviado sea testigo de vosotros y que vosotros seáis testigos de los hombres. ¡Haced la azalá y dad el azaque! ¡Y aferraos a Alá! ¡Él es vuestro Protector! ¡Es un protector excelente, un auxiliar excelente!".
.
Sura 25, versículo 52
"No obedezcas, pues, a los infieles y lucha esforzadamente contra ellos, por medio de él".
Sura 29, versículo 6
"Quien combate por Alá combate, en realidad, en provecho propio. Alá, ciertamente, puede prescindir de las criaturas".
.
Sura 47, versículo 4
"Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Alá quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Alá".

Un yihadista cumple lo que le manda el Corán, según la lógica impuesta por los yihadistas.
.
Sura 49, versículo 15
"Son creyentes únicamente los que creen en Alá y en Su Enviado, sin abrigar ninguna duda, y combaten por Alá con su hacienda y sus personas. ¡Ésos son los veraces!"..
.
Sura 61, versículo 4
"Alá ama a los que luchan en fila por Su causa, como si fueran un sólido edificio".
Sura 61, versículo 11 y 12
"¡Creed en Alá y en Su Enviado y combatid por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais...".
"Así, os perdonará vuestros pecados y os introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos y en viviendas agradables en los jardines del edén. ¡Ese es el éxito grandioso!".
Sura 66, versículo 9

"¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán la gehena por morada.

domingo, 13 de agosto de 2017

A “teoria da primeira janela quebrada” em Portugal

* Por Ángel Rico
.
Quero dizer-lhe caro leitor, que em Portugal verificou-se que “a inação política produz resultados negativos”; a mediocridade da Ministra da Administração Interna, Constança Urbano de Sousa, cuja negligente atuação nos numerosos incêndios em Portugal em geral, e de Pedrógão Grande, em particular, que surpreendeu os restantes colegas da União Europeia, continua a agir de forma negligente em relação à segurança interna. Quem nasceu negligente para uma coisa é negligente para tudo. Confúcio estava certo: “Não são as ervas daninhas que sufocam a boa semente, mas sim a negligência do lavrador”. Isto é o que está a acontecer no que respeita à segurança interna de Portugal, a saber:
.
Desde a formação do governo de “frente popular” em Portugal, com socialistas, comunistas e “bloquistas” (o “Podemos” português) que se está a governar sem orientação, deixando que as ocorrências aconteçam, e no que diz respeito à segurança interna, elas estão acontecendo! A metamorfose da geração “ni-ni” – os que não estudam nem trabalham – converteu um número significativo de adolescentes em potenciais criminosos. Começam com pequenos delitos e pouco a pouco vão aumentando a gravidade da sua atuação, violando perentoriamente a lei. Isto é algo que os cidadãos conhecem, que os responsáveis ​​pela política municipal conhecem e que o coletivo policial também conhece. Só desconhece esta realidade o mais alto sector da política da “Segurança Interna”, onde os círculos concêntricos em torno da, já referida, mediocridade ministerial, estão contaminados por tão insuficiente e inadequada política que deveria “proporcionar segurança aos cidadãos”. “Onde não há (Constança Urbano de Sousa) não se pode tirar”. Já sabemos que Constança Urbano de Sousa não se demite. “Um comandante nunca abandona os seus homens” (sic)
.
Em Portugal, em geral, e na área da “Grande Lisboa” em particular, é urgente ter em mente a “experiência da janela quebrada” (**).
.
A teoria das janelas quebradas foi aplicada pela primeira vez em meados dos anos 80 no metro em Nova York, sendo considerada a parte mais perigosa da cidade. Começou-se por combater as pequenas transgressões: os grafites que deterioravam o local, a sujidade das estações, o estado de embriaguez de alguns transeuntes, as evasões de pagamento, pequenos furtos e desordem. Os resultados foram evidentes. Começando pelo pequeno, conseguiu-se fazer do metro um lugar seguro. O resultado prático foi uma enorme redução de todos os índices de criminalidade na cidade de Nova York.
.
O termo “tolerância zero” soa como uma espécie de solução autoritária e repressiva, mas o seu principal conceito é muito mais a prevenção e promoção de condições sociais de segurança. Não é uma tolerância zero para a pessoa que comete o delito, mas sim tolerância zero ao delito em si. O objetivo é criar comunidades limpas, ordenadas, que respeitem a lei e os códigos básicos da convivência social humana, e isso é o que não existe nas áreas que circundam a “Bela Lisboa”.
.
Os Municípios conhecem bem esta teoria. Quando aparece uma “pintura” numa parede, se não se limpa rapidamente, todas as paredes dos edifícios vizinhos ficam “grafitadas”. Daí a importância de manter a cidade sempre limpa, as ruas em ordem, os jardins em boas condições, e a vigilância constante para potenciais delitos. As forças policiais também têm conhecimento deste tipo de atuação e, por isso considera importante não só combater os grandes crimes, mas também as pequenas transgressões. Mas como podem as forças policiais agir sem ordens superiores? E como podem efetuar o seu trabalho se, por exemplo, na área de Sintra, a polícia mantém mais de 25 veículos fora de operação devido a avarias técnicas, falta de manutenção ou inspeção técnica? A “teoria das janelas quebradas” começa com a estratégia para corrigir problemas quando eles ainda são pequenos, ou seja, devemos reparar as “janelas quebradas” num curto espaço de tempo. Desta forma, será menos provável que os vândalos voltem de novo a quebrar ou a danificar o que foi reparado, e de certa maneira, os problemas não se intensificam, uma vez que os moradores se sentem seguros nos seus bairros.
.
O princípio é claro; a partir do momento em que se começa a desobedecer às regras que mantêm a ordem numa comunidade, tanto a ordem como a comunidade começam a deteriorar-se, muitas vezes, a uma velocidade impressionante. A falta de civismo é contagiante, sendo o que está a acontecer nas áreas da “Grande Lisboa”, e o policiamento preventivo não pode ser realizado por falta de veículos e por falta de consciência política. Mas neste caso também prima pela sua ausência a convicção dos moradores para denunciar os furtos e as agressões sofridas, uma vez que não confiam que o “Sistema Constanciano” seja eficaz em algum momento. O que leva a concluir que ao não haver denúncia, não há crime, fazendo com que D. Constança viva extasiada numa segurança inexistente, sendo certo aquilo de “não há pior cego, do que aquele que não quer ver”.
.
Será que o Ministério da Administração Interna vai atuar quando veja içada pelos delinquentes, em algum mastro significativo, a bandeira de Portugal virada de cabeça para baixo, dando a entender que eles, os delinquentes tomaram o poder num país sem ordem nem controlo?
.
A implicação em matéria de segurança municipal deve ser um desafio comum. Os cidadãos devem ser incentivados a denunciar os crimes que ocorram nos seus bairros, para que a delinquência não seja impune. A polícia deve exigir mais recursos para realizar o seu trabalho, e os responsáveis municipais que se apresentem às eleições no próximo mês de outubro devem estar cientes de que os eleitores irão tratá-los com a mesma diligência ou inoperância com que têm sido tratados; Quid pro quo!
.
O Instituto Hispano Luso, em dado momento, apresentou a proposta para que fosse concedido ao coletivo dos “Bombeiros Voluntários Portugueses” o prémio “Princesa de Astúrias para a Concórdia - 2018”. Agora, o Instituto Hispano Luso, levará a cabo uma campanha para que a PSP tenha a consideração e o respeito que merecem e que não recebem por parte do, manifestamente melhorável, Governo de Portugal.
.
... Tenho dito!
.
* Presidente do Instituto Hispano Luso
.
** Em 1969, na Universidade de Stanford (EUA), o Prof. Philip Zimpardo, efetuou uma experiência em psicologia social. Ele deixou dois automóveis na via pública. Eram dois carros idênticos, da mesma marca, modelo e até da mesma cor. Um foi deixado no Bronx, naquela época era considerado um bairro pobre e conflituoso de Nova York. O outro em Palo Alto, uma zona rica e pacífica da Califórnia. Dois carros idênticos abandonados; dois bairros com populações muito diferentes, e uma equipa de especialistas em psicologia social estudando o comportamento das pessoas em cada local. O resultado foi que o carro abandonado no Bronx começou a ser destruído em poucas horas. Perdeu os pneus, as jantes, o motor, os espelhos, o rádio, etc. Tudo que podia ser aproveitado foi levado e o que o que não têve aproveitamento foi destruído. Pelo contrário, o carro que tinha sido abandonado em Palo Alto permaneceu intacto. É comum atribuirmos à pobreza as causas dos delitos, tema em que coincidem as posições ideológicas mais conservadoras (da direita e esquerda). No entanto, a experiência em questão não termina aí.
.
Quando o carro abandonado no Bronx já estava desfeito, o de Palo Alto havia uma semana que ali estava e continuava impecável. Os investigadores partiram então um vidro ao veículo de Palo Alto. O resultado foi o mesmo que tinha acontecido no Bronx; o roubo, a violência e o vandalismo reduziram o veículo ao mesmo estado daquele que estava no Bronx. Porque é que um vidro partido num carro abandonado num bairro supostamente seguro foi capaz de disparar todo um processo delitivo? Não foi seguramente a pobreza. Obviamente é algo que tem a ver com a psicologia humana e as relações sociais. Um vidro partido num carro abandonado transmite uma ideia de deterioração, de desinteresse, de indiferença que vai rompendo códigos de convivência, tais como a ausência de lei, de normas, de regras, em que vale tudo. Cada novo ataque que sofre o automóvel reafirma e multiplica essa ideia, até que a escalada de atos agrava-se e torna-se incontrolável, levando a uma violência irracional. Em experiências posteriores, desenvolveu-se a “teoria das janelas quebradas”; tese que, desde um ponto de vista criminológico, conclui que o crime é maior em áreas onde a negligência, a sujidade, a desordem e o abuso são maiores.
.

Se se rompe uma vidraça num edifício e ninguém a repara, em breve estarão partidas todas as outras. Se as comunidades da “Grande Lisboa” apresentam sinais de deterioração e isso parece não importar a ninguém, então aí será gerado o crime. Se “pequenas faltas” (estacionar em locais proibidos, exceder o limite de velocidade ou passar com o semáforo em vermelho) não são sancionadas, em seguida, transformar-se-ão em grandes faltas e, cada vez serão cometidos delitos com maior gravidade. Se os parques e outros espaços públicos deteriorados são progressivamente abandonados pela maioria das pessoas (que deixa de sair das suas casas por medo dos gangs), esses mesmos espaços serão cada vez mais ocupados por delinquentes. Porquê? Porque a janela quebrada envia uma mensagem: aqui não há ninguém que cuide disto, seja em Nova York, em Palo Alto, em Lisboa, em Madrid, em Sintra ou na Cidade Real.

En Portugal “la teoría de la primera ventana rota”

*Por Ángel Rico
.
Le contaré a usted, respetado lector, que en Portugal se ha comprobado que “la inacción política produce resultados negativos”; la mediocridad de la Ministra de Administración Interna (del Interior), Constança Urbano de Sousa, cuya negligente actuación en los numerosos incendios en Portugal, en general y, el de Pedrogão, en particular, que ha sorprendido al resto de colegas de la Unión Europea, sigue actuando de forma negligente en lo relacionado con la seguridad interior. Quien nace negligente para lo uno, es negligente para todo. Tenía razón Confucio: --“No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino”—Eso está ocurriendo en lo referido a la seguridad interna de Portugal, a saber:
.
Desde la formación del gobierno del “frente popular” en Portugal, con socialistas, comunistas y del “bloco” (el Podemos portugués) se ha gobernado hacia ninguna parte, dejando que los acontecimientos acontezcan y, en lo referente a la seguridad interior, ¡están aconteciendo! La metamorfosis de la generación “ni-ni” –ni estudian, ni trabajan— ha convertido a un importante número de adolescentes en delincuentes en potencia; que empiezan cometiendo pequeños delitos y, caso a caso, van aumentando la gravedad de sus quebrantamientos de la Ley. Algo que conoce la ciudadanía, conocen los responsables de la política municipal y conoce el colectivo de Policía. Solo permanece in albis, el máximo estamento de la política de “Seguridad Interior” donde los círculos concéntricos que rodean a la, referida, mediocridad ministerial están siendo contaminados por tan insuficiente y perjudicial política de “transmitir seguridad a la ciudadanía”. De donde no hay (Constança Urbano de Sousa) no se puede sacar. Ya conocemos que Constança Urbano de Sousa não se demite. "Um comandante nunca abandona os seus homens" (Sic)
.
En Portugal, en general, y en la zona de la “Gran Lisboa” en particular, urge tener presente el experimento de “la ventana rota” (**).
.
La teoría de las ventanas rotas fue aplicada por primera vez a mediados de la década de los 80 en el metro de Nueva York, el cual se había convertido en el punto más peligroso de la ciudad. Se comenzó por combatir las pequeñas transgresiones: graffitis que deterioraban el lugar, suciedad de las estaciones, ebriedad entre el público, evasiones del pago del pasaje, pequeños robos y desórdenes. Los resultados fueron evidentes. Comenzando por lo pequeño se logró hacer del metro un lugar seguro.  El resultado práctico fue un enorme abatimiento de todos los índices criminales de la ciudad de Nueva York.
.
La expresión 'tolerancia cero' suena a una especie de solución autoritaria y represiva, pero su concepto principal es más bien la prevención y promoción de condiciones sociales de seguridad. No es tolerancia cero frente a la persona que comete el delito, sino tolerancia cero frente al delito mismo. Se trata de crear comunidades limpias, ordenadas, respetuosas de la Ley y de los códigos básicos de la convivencia social humana, como la que no existe ahora en la “Gran Lisboa”.
.
Los ayuntamientos conocen bien esta teoría. Cuando aparece una pintada en una pared, si no se borra pronto, toda la pared  -y las de las casas próximas- aparece llena de pintadas. De ahí la importancia de mantener siempre la ciudad limpia, las calles en orden, los jardines en buen estado, y vigilancia permanente ante los potenciales delitos. También la policía lo sabe, y por eso considera importante atajar no sólo los grandes crímenes, sino también las pequeñas transgresiones. Pero ¿cómo van a poder actuar sin órdenes superiores?, y cuando en la zona de Sintra, la Policía mantiene más de 25 vehículos fuera de funcionamiento, por averías técnicas, falta de mantenimiento o de la inspección técnica de vehículos? La “Teoría de las ventanas rotas” parte de la estrategia de arreglar los problemas cuando aún son pequeños (reparar las “ventanas rotas” en un corto espacio de tiempo). De esta forma la tendencia es que será menos probable que los vándalos vuelvan a romper o dañar aquello que se ha reparado, por tanto los problemas no se intensifican y los residentes se sentirán seguros en sus barrios.
.
El  principio es claro;  una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse, a menudo a una velocidad sorprendente. Las conductas incivilizadas se contagian, como está ocurriendo en la zona de la “Gran Lisboa”. Y la vigilancia policial preventiva no se puede llevar a cabo, por falta de vehículos, útiles; por falta de concienciación política, y por falta de convencimiento de los vecinos, para denunciar las agresiones sufridas, al no tener confianza de que el “sistema Contançiano” sea efectivo en algún momento; lo que conlleva que –al no existir constancia de denuncias de delitos, la estadística permite que, doña Constança, viva extasiada en una seguridad inexistente; siendo cierto aquello de que: --No hay peor ciego que (doña Constança) quien no quiere ver--.
.
Esperará, para actuar,  el Ministerio de Administración Interna a que, en algún mástil significativo, los delincuentes icen la bandera de Portugal al revés,  para dar a entender que ellos, los delincuentes, han tomado el poder en un país sin orden ni control?
.
La implicación en lo referido a la seguridad municipal, debe ser un desafío compartido. Los ciudadanos deben denunciar los delitos que conozcan en sus barrios;  la Policía debe exigir más medios para llevar a cabo su labor; y los responsables municipales, que se presentarán a las elecciones municipales el próximo octubre, deben ser conscientes que: --los electores les tratarán con similar diligencia o desidia, como la que ellos hayan tratado a los vecinos-- ¡Quid pro quo!
.
En su momento, el Instituto Hispano Luso, lideró la propuesta para que al colectivo “Bombeiros Voluntarios de Portugal” se le otorgase el Premio Princesa de Asturias de la Concordia-2018; ahora, el Instituto Hispano Luso, liderará la campaña para que la Policía de Portugal (Seguridad Pública), tenga la consideración y el respeto que se merecen y que, no están recibiendo por parte del, manifiestamente mejorable, Gobierno de Portugal.
.
…He dicho!
.
*Es Presidente del Instituto Hispano Luso
.
** En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Philip Zimpardo, realizó un experimento de psicología social. Dejó dos automóviles  abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio. Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser destrozado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, la radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto. Es común atribuir a la pobreza las causas del delito, tema en el que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí.
.
Cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil de Palo Alto. El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre. ¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo? No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales. Un cristal roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que vale todo. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos cada vez peores se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional. En experimentos posteriores desarrollaron la “teoría de las ventanas rotas”; tesis que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.
.

Si se rompe un cristal de la ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad la  --“Gran Lisboa”--exhibe signos de deterioro y esto parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen 'pequeñas faltas' (estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja) y las mismas no son sancionadas, entonces comenzarán faltas mayores y luego delitos cada vez más graves. Si los parques y otros espacios públicos deteriorados son progresivamente abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), esos mismos espacios abandonados por la gente son progresivamente ocupados por los delincuentes. ¿Por qué? porque la ventana rota envía un mensaje: aquí no hay nadie que cuide de esto; ya sea en Nueva York, en Lisboa, en Madrid, en Palo Alto, en Sintra o en Ciudad Real.